El camino recorrido...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El camino recorrido...

Mensaje por Mari! el 01/08/08, 11:05 pm

Hola!!!
Les traigo esto q empecé, es un nuevo fic q poco tiene q ver con los Winchis (Aparecen de vez en cuando pero nada mas). Se basa principalmente en Stu Redman, mi personaje en el rol...
A los q no sepan les cuento q Stu es un personaje q inventé para jugar y q llegué a tomarle un poquito de aprecio. Obvio, no tiene nada q ver el hecho de q tenga el cuerpo de Johnny Depp... (Jajaja!) Es q es asi como muy malo, y me divierte usarlo y atormentar a Meli con él! Jajajaja!
No hace falta q lean la ficha si no lo conocen para entender esto, además hay algunas cosas q cambié, asiq eso no importa. También puede q encuentren algún q otro personaje del rol pero tampoco a ellos necesitan conocerlos.
Bue, se los dejo... Espero q les guste!!
Bsos!!


_________________________________________________________________


EL CAMINO RECORRIDO...


CAPÍTULO 1:

"...Antes que nada creo que debo presentarme, mi nombre es Stuart Redman, o, como prefiero que me llamen, simplemente Stu.
Estoy escribiendo esto mientras espero que vengan por mí, para dar mi “último paseo” por los pasillos de esta penitenciaría. Van a matarme, después de haber asesinado y violado a casi 25 personas, la mayoría niños, y de cometer un error sumamente estúpido, casi tanto como el hecho de haberlo cometido aquí, en Texas, el único maldito estado donde todavía rige la pena de muerte.

Aunque tal vez esto no sea tan malo, algunos dicen que de la muerte es de lo único que no se vuelve, pero a decir verdad yo no lo creo así. Además, soy de los que piensan que es mejor reinar en el infierno que servir en el cielo, y ni hablar de pasar el resto de mi vida encerrado en una maldita celda.

Escribo esto, decía, porque me queda poco mas de dos horas de vida, y porque quiero asegurarme de que todos aquellos que hayan descubierto el placer que reside en dominar a otra persona, en sentir el miedo escurriéndoseles por cada uno de sus poros, en sentir que tienes su vida en un puño, y que es tan fácil y placentero cerrarlo con fuerza, se sientan identificados, motivados, excitados...
Y para que, obviamente, aquellos que no tuvieron el gusto, sepan lo que se están perdiendo...


Todo comenzó cuando tenía doce años, allá en Lawrence, Kansas, y, a pesar de que eso fue hace ya tanto tiempo, y de que jamás volví a pisar ese lugar, todavía puedo recordarlo a la perfección... "


_____________________________________

“Aquel día”

Bajé las escaleras corriendo, era el primer día de clases y, por los gritos de mi madre, supe que, si no me apuraba, perdería el autobús.
Lo primero que vi al entrar a la cocina fue a mi padre, escondido como siempre detrás del diario, enfrente, sobre la mesa, su desayuno intacto.
Mamá estaba preparando unas tostadas con aire ausente, evidentemente habían discutido otra vez.

Me senté a la mesa junto a Cindy, mi pequeña hermana de cinco años, que revolvía su plato de cereales con un aire tan ausente como el de mi madre. La odiaba por eso, siempre tratando de imitarla, siempre haciendo lo que mamá hacía…
Permanecí en silencio unos segundos leyendo la portada del diario que papá sostenía. Parecía que había una nueva victima de ese, para mi, “misterioso” asesino. Mamá no quería que supiera de él ni de ninguno otro, decía que podía traumarme...

-- ...Si supieran las cosas que veo hacer a Jack...--

________________________________________

Jack era nuestro vecino. Era médico y vivía con su hija, algunos años más chica que yo. Creo que su nombre era Emily, Evelyn o algo parecido... Evelyn, estoy casi seguro de que era Evelyn...
Pero eso no viene al caso ahora, lo que quería contarles es que el patio de su casa era casi completamente visible desde la ventana de mi habitación.
No es que me gustara espiar a las personas, pero una noche, después de que me mandaran a mi habitación sin cenar por culpa de la estúpida de Cindy, me quedé mirando por la ventana, pensando en las ganas que tenia de escapar por ella, y no volver mas con esa maldita familia.

Estaba ya casi quedándome dormido en mi asiento, cuando unas sombras en el patio de los Shepard llamaron mi atención. En un primer momento pensé que era un ladrón, y estuve a punto de llamar a gritos a mis padres, pero en seguida pude ver que conocía esa figura. Mis dudas se disiparon por completo cuando la luz de la carretera le dio de lleno en el pálido rostro. Era Jack Shepard, y llevaba en la mano un gato color negro, que luchaba por escapar, retorciéndose sobre si mismo como solo los gatos pueden hacerlo.

Jack caminó hacia el fondo de su no muy extenso patio trasero, y sacó de entre los arbustos una especie de vasija antigua, que me recordó al cáliz de Jesús escogido sabiamente por Indiana Jones. Se arrodilló en el piso, colocándolo delante de él, mientras seguía sosteniendo al gato, ahora en su regazo.
Con la mano izquierda sacó de su bolsillo lo que a todas luces era un bisturí, mientras que con la diestra seguía frustrando el tan deseado escape del animal.

Sentí un escalofrío recorriendo toda mi espalda cuando el filo del instrumento se enterró en el cuello del gato, y avanzó dibujando un semicírculo casi perfecto. El animal, después de unos espasmódicos movimientos, dejo caer bruscamente su cabeza, los ojos vacíos...
El horror me paralizaba y pude ver como la sangre que brotaba del cuello del pobre animal, caía dentro del recipiente. Por un momento pensé que seguía con vida, pero eso era imposible, o al menos así lo deseaba...

Jack tiró al gato un poco mas allá, y el sonido seco que produjo su cabeza al golpear contra el piso me provocó un nuevo escalofrío. Estaba muerto, ya no cabían dudas…
Mi vecino limpió el bisturí sobre el pasto, que yo suponía bañado de rocío, y volvió a guardarlo. Tomó la vasija con ambas manos primero, para luego revolver, con el dedo índice de su diestra, el contenido del recipiente.
Vi como su boca se movía, como si estuviera hablando solo, y vinieron a mi mente imágenes de películas bizarras, donde los “malos” provocaban desastres con un poco de magia negra.
Pero esto era distinto, esto era jodidamente real...

Comencé a correr escaleras abajo, gritando de terror, el corazón galopando dentro de mi pecho, buscando refugio en los brazos de mi madre.
Le conté todo lo sucedido, pero, como era de esperarse, jamás me creyó.

-Es solo tu imaginación...-- Me dijo.
Si supiera que fui testigo de la misma escena muchas veces más, tal vez me creería… O me enviaría al psicólogo...

____________________________________

Pero claro, estos asesinos que salían en las portadas de los diarios eran algo totalmente distinto, sobre todo porque los testigos eran todos de mas de doce años de edad...

Mi madre me extendió el plato de tostadas con mermelada sin decirme una palabra. El ambiente era tenso, y eso me sacó por completo las ganas de comer.
Llené mi vaso de leche y miré a Cindy. Seguía ahí, haciéndose la adulta...

Por debajo de la mesa le di una fuerte patada en las pantorrillas y al cabo de medio segundo ya estaba chillando como si la estuvieran matando.
Mi padre no hizo mas que arrojar el diario sobre la mesa y salir de la cocina, y en el momento en que mi madre se preparaba para comenzar con su sermón de “deja en paz a tu hermana, no te das cuenta de que solo es una niña” escuché la salvadora bocina del autobús.
Me levanté de la mesa mirando a mi hermana con una sonrisa triunfante -- Hazte la adulta ahora...-- tomé mi mochila y corrí afuera, hacia el autobús, con la escusa perfecta de que no podía perderlo por escuchar las reprimendas de mi madre.



El día en la escuela pasó lento, pesadamente. Había tenido una pelea con un imbécil que insistía en hacerme creer que su padre tenía mas dinero que el mío, que cazaba mejor, que tenia un mejor auto, que su trabajo era mas interesante y digno, e incluso se jactaba de que lo llevaría a no se donde para las vacaciones, y que le compraría no se cuantas idioteces para su próximo cumpleaños.
No es que yo adorara a mi padre, ni mucho menos, pero ese estúpido no iba a creerse mejor que yo y me aseguré de que así fuera.
El resultado fue una nariz sangrante y un ojo negro... para él, claro, y una citación para mis padres...


_______________________________________

“Aquella noche”

Llegué a mi casa a poco mas de las nueve, gracias a la maldita idea de mi padre de mandarme a un jodido colegio con jornada doble.
Subí directamente, alegando un fuerte dolor de cabeza, y me encerré en mi habitación.
Hoy era lunes, día del “ritual de Jack”.
Después de presenciar el tan conocido acto me metí en la cama, dispuesto a dormirme y dejar terminar un día más.


Eran no más de las 3 de la mañana cuando desperté sobresaltado… Hubiera jurado que había escuchado un grito, pero no, después de permanecer en silencio unos segundos, los ojos abiertos de par en par, supe que nada había pasado, seguramente un mal sueño, nada más.

Volví a cerrar los ojos pero no tarde en abrirlos nuevamente…
Había sido un grito, y ahora eran muchos más…

Salté de la cama y me apoyé en la puerta cerrada, la oreja pegada a la fría madera.
Era Cindy la que gritaba, el horror se vislumbraba en cada desgarrante nota.
Abrí la puerta sin dudarlo y recorrí corriendo el trecho que me separaba de la habitación de mi hermana. La puerta estaba abierta, y desde el marco, lo vi todo…

Reconocí a ese hombre al instante. A pesar de que el dibujo del diario no era mejor del que un niño de seis años podría haber hecho, y de los intentos de mi madre por ocultarme lo que ella llamaba “atrocidades del mundo”, supe en seguida que aquel hombre que sostenía a mi hermana sobre la cama no era otro que el “misterioso asesino” de Lawrence...

La estaba violando, de eso no tenía dudas.
Mi hermana me miraba con los ojos tan abiertos que por un momento imagine que iban a salírseles, y comenzar a rodar sobre la cama hasta caer en el piso.
Obviamente esto no pasó, y hoy creo q ni eso hubiera logrado alterarme.

El hombre tapaba su boca con una mano, ahogando ahora sus gritos, mientras que con la otra la inmovilizaba.
Mi corazón latía velozmente pero no era miedo lo que corría por mis venas, ni siquiera en el momento en que ese hombre se detuvo para mirarme a los ojos. Era adrenalina, adrenalina pura...

Sentí como poco a poco estaba siendo presa de una tremenda erección, si puede llamársele “tremenda” a la erección de un niño de 12 años.
El hombre me miró a los ojos tan solo por un segundo, y cuando notó mi estado se dibujó en su rostro una macabra sonrisa. Sacó de su espalda una pistola y apoyó el caño en la sudada frente de Cindy...
Volvió su mirada hacia mi, y sin dejar de mirarme, apretó el gatillo...

El disparó retumbó en mis oídos y desvíe la mirada en un acto reflejo.
Cuando volví a mirar el hombre estaba de pié, llevando la pistola nuevamente a su espalda.

Pasó junto a mi sin siquiera mirarme, o al menos eso creo. La verdad es que yo no desvié la mirada ni por un segundo del cuerpo de mi hermana, y del agujero en su cabeza...
La sangre que brotaba me hipnotizaba, y no podía dejar de sentir esa sensación que ni siquiera hoy, después de haberla hecho casi parte de mi vida, podría describir. Excitante? Fascinante?? No, ninguna de esas palabras alcanza...

De pronto caí en la cuenta de que mis padres no tardarían en subir y por eso volví corriendo a mi cuarto, cerrando la puerta tras de mí.
Me sentía tan excitado como nunca en mi vida, y eso que, a pesar de mis impulsos, no había llegado a tocar su cadáver, su frágil, blanco, y ya no tan puro cadáver...

Como lo había supuesto, al cabo de unos pocos segundos escuché los gritos de mi madre, y los pasos de los dos que subían la escalera, corriendo. Traté de serenarme, respiré hondo y abrí la puerta, poniendo mi mejor cara de niño asustado y preguntando vacilante, qué era lo que había pasado...

No tardé en soltar unas cuantas lágrimas y algún que otro grito cuando entré a la habitación de mi hermana, sorprendiéndome a mi mismo por lo fácil que se me hacía fingir. Aunque, debo admitirlo, me costaba muchísimo reprimir el deseo de tocar su cuerpo...


Continuará...


(Muahahahahaha! Jajajajaja!)

________________________________
"Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino es también la luna y el espejo, busco esa línea que hace temblar a un hombre en una galería de museo...

... Además te quiero, y hace tiempo y frío..." ( J.C )
avatar
Mari!
Administrador

Femenino
Cantidad de envíos : 4938
Edad : 31
Localización : Con "Lucy in the Sky with Diamonds"... Y a veces en BsAs...
Fecha de inscripción : 28/02/2008

Ver perfil de usuario http://www.nobody-say-it-was-easy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Ruby el 01/08/08, 11:43 pm

Awwwww que macabroo!!1
me encanta!!!!!
exijo mas se sabe que tenes mas escrito!! ¬___¬ no me lo niegues xq me pongo iracunda

*-* buenisimo brutaaa!!!!
avatar
Ruby
Hell´s Angel

Femenino
Cantidad de envíos : 980
Edad : 27
Localización : Santiasko
Fecha de inscripción : 31/05/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Melissa el 02/08/08, 12:55 pm

Ahm...o sea que es fascinante atormentarme...aahm..me encanta! xD
Oh Mari...a veces me das mucho miedo, pero me gusta!!
Es...tremendo!!!
Continuaaa!!!!
Muuuuaks!!
avatar
Melissa
Hell´s Angel

Femenino
Cantidad de envíos : 1512
Edad : 30
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 24/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por blasfemia el 05/08/08, 01:16 am

eaaaa
buena ahi Shepard con sus rituales satanezcos!! jajajaja
No le gustaba el morbo a Stu ehh!!

________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
*Roses are red, violets are blue... Fuck you, whore!*
avatar
blasfemia
Moderador

Femenino
Cantidad de envíos : 3377
Edad : 26
Localización : Buenos Aires
Fecha de inscripción : 26/03/2008

Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/xx_blasphemy_xx

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Mari! el 05/08/08, 02:21 am

Holas! Traigo el segundo!
Meli!! No es eso!! Es q ya sabés q me gusta escribir (en el rol no se nota nada, no? Jajaja!) y ta bueno q provoque algo en los q leen lo q escribo! No es el hecho de q te dé miedo como decís vos, es el hecho de q te dé algo! A mi me encanta leer y "siento cosas" cuando leo a ciertos escritores, tonces me gusta hacer sentir cosas tmb! Re feo q lo lean y, como decimos x este lado del charco, "les chupe un huevo"! Jajajaja!
Tal vez no sean sentimientos felices ( Nita lloró, vos tenés miedo... Jajajaja!) Pero bue, pa mi es importante!
Me re dejo de hablar! Espero q les guste muchachas!! (Blas no puedo creer q te leíste todo eso! Jajajaja! Este es mas corto asiq no te preocupes! Jajaja!)




CAPÍTULO 2:

“El cambio”

Los días después de la muerte de mi hermana pasaron lentos. No soportaba ver a mis padres así, no porque me sintiera mal por ellos, sino porque Dios! No podían reaccionar de una buena vez??
Parecía que nada les importaba mas que su hija muerta, parecían haberse olvidado de que todavía les quedaba un hijo con vida.

Mi madre cayó presa de una profunda depresión y mi padre no hacía mas que intentar consolarla, obviamente en vano. Ninguno de los dos se fijaba en mí, supongo que debido a que estaban demasiado ocupados en ellos mismos.

Entendí que siempre tendrían una excusa para ignorarme, antes era mi madre ocupándose de mi hermana menor y mi padre concentrado en su trabajo. Ahora, después de lo que había pasado, estaban los dos ocupados en su propio melodrama.


Habían pasado cinco días desde aquella noche, y esta mañana, como las anteriores, los miraba desde la escalera, mientras simulaba jugar distraídamente con mis canicas, esas con las que no jugaba desde que tenía seis años.

Mamá estaba sentada a la mesa, la mirada perdida. Papá preparaba el desayuno en silencio.
Hoy habían llamado para avisar que mañana por la mañana les entregarían el cadáver de Cindy.
Había pasado los últimos días en la morgue, nadie me lo dijo, pero yo sabía que debían de haberle realizado una autopsia, como siempre hacían con las víctimas de las “atrocidades del mundo”.

Imaginé a mi hermana recostada sobre una camilla plateada. La camilla era dura y fría, pero obviamente Cindy no lo sentía, el vello de sus brazos no se erizaba ante el frío aluminio. Tampoco sentía el filo del bisturí, que se abría paso por su abdomen, desgarrando la carne a medida que avanzaba.

En ese momento descubrí que quería ser médico forense.
-- Como Jack…-- Pensé.
No tenía idea de cual era su especialidad, pero no podía ser otra.


Cuando mi padre colocó el plato con la comida delante de mi madre, ella reaccionó de una forma que ni mi padre ni yo hubiéramos imaginado.

Con la palma de su mano le dio un fuerte golpe al plato, que fue a parar a un rincón, estrellándose y dejando divertidas marcas color yema de huevo dibujadas en el empapelado de la cocina.
Ella se levantó bruscamente, mientras mi padre no dejaba de mirarla atónito, y pasó junto a mi con paso decidido, en dirección a la habitación de Cindy.

Mi padre había insistido en mantener la puerta de su habitación bajo llave, al menos hasta que mi madre pudiera superar un poco las cosas, pero ella se había negado rotundamente diciéndole que no podía privarla del recuerdo de su hija.

Muchas veces la había descubierto llorando, abrazada a Kiwi, el oso de peluche con el que mi hermana dormía.

Aunque me parecía algo totalmente estúpido, la verdad es que yo también solía frecuentar la habitación. La única diferencia es que yo solía hacerlo por las noches, cuando nadie podría descubrirme… y yo no lloraba, solo permanecía parado en medio de la habitación tratando de recordar lo q había visto... A veces me masturbaba...


Mi padre pareció reaccionar en cuanto se escuchó el fuerte golpe con el que mi madre cerró la puerta de la habitación de Cindy.
Se dirigió al rincón donde descansaban los restos del plato, que había sabido ser parte de la colección de vajillas mas preciada de mi madre, y comenzó a juntar los pedazos con la mente totalmente ocupada en otra cosa. Patético.

Yo continué mirándolo, sin decir nada, pensando que aquel idiota con el que me había entretenido en el colegio unos días antes, tal vez había tenido razón.
Su padre podía ser mejor que el mío, simplemente porque no podía haber otro peor.

_________________________________________________________

Aquél día pasó como los otros, la única diferencia, había sido que mi padre, después de haber juntado los restos del plato y de limpiar casi con vehemencia las machas de la pared, había salido, y todavía no había vuelto.

Eran casi las once de la noche, y yo me encontraba recostado en el sofá de la sala, viendo uno de los capítulos estreno de los Simpsons, mi padre decía que era un dibujo animado muy estúpido, pero yo no podía parar de reír.
Vacié mi lata de Cocacola después de engullir sin ningún esfuerzo el último bocado de mi improvisada cena, que había consistido básicamente en restos de comida de dudosa procedencia, y mas dudoso estado.

Mi madre no había salido de la habitación desde que entró a ella, después de su ataque de histeria.
Ya hacía varias horas que había dejado de escuchar sus estúpidos gimoteos, y por eso suponía que estaba dormida.

Apagué el televisor y me dirigí a la escalera. Pensaba subir a mi habitación y asomarme a la ventana, aunque hoy era sábado y Jack parecía preferir los días lunes para realizar lo que yo llamaba el “ritual de Jack”, tal vez tenía algo de suerte.

Comencé a subir la escalera distraído cuando un brillo extraño en uno de los últimos escalones me detuvo en seco.
Eran mis canicas, las había olvidado allí esta mañana.
Me agaché para tomarlas pero mi mano se detuvo unos segundos antes de llegar a tocarlas.

Una sonrisa se dibujó en mi rostro y las yemas de mis dedos comenzaron a moverlas con la sola intención de desparramarlas un poco más.
Cuando creí que estaban dispuestas en la forma correcta volví a bajar corriendo hacia la cocina.

Tomé un vaso de vidrio de la alacena y lo llené a la mitad con el agua del grifo.
Lo dejé sobre la mesa y caminé al baño, silbando alegremente la cortina musical de los Simpsons.
Abrí el botiquín y después de revolver un poco las cajas y botellas, alcancé a ver la que buscaba. Una caja blanca con las letras “RIVOTRIL” en rojo.

Eran las pastillas de mi mamá, esas que usaba cuando no podía dormir. Recordaba que al despertar se veía tan aturdida y perdida como un estúpido perro que acababa de ser atropellado, pero a pesar de no haber sufrido ni un rasguño, se veía como a punto de caer, para no volver a levantarse.
Salí del baño con dos de esas pastillas en la mano, sin dejar de silbar, y al pasar por la cocina tomé el vaso que antes había llenado.
Subí las escaleras procurando no caer en mi propia trampa y entré a la habitación de Cindy sin llamar...

Ahí estaba mi madre, como lo suponía, durmiendo abrazada a ese estúpido peluche.
La desperté suavemente y le hice tomar las pastillas casi sin que se diera cuenta.
La miré por un instante, pensando que tal vez esta sería la última vez que la vería con vida, y salí de la habitación, cerrando la puerta tras de mí.

Volví a bajar, esta vez con el doble de precaución que antes y me dirigí al sofá de la sala, no sin antes haber pasado por el refrigerador para tomar otra lata de gaseosa.
Me tiré en él y encendí la tv.

Ahora, solo quedaba esperar a que mi madre se despierte.
Me había olvidado de las ganas de presenciar esta noche el ritual de Jack. Después de todo, era mucho mejor lo que esperaba ver en la cocina de mi propia casa…


Continuará...

________________________________
"Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino es también la luna y el espejo, busco esa línea que hace temblar a un hombre en una galería de museo...

... Además te quiero, y hace tiempo y frío..." ( J.C )
avatar
Mari!
Administrador

Femenino
Cantidad de envíos : 4938
Edad : 31
Localización : Con "Lucy in the Sky with Diamonds"... Y a veces en BsAs...
Fecha de inscripción : 28/02/2008

Ver perfil de usuario http://www.nobody-say-it-was-easy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por blasfemia el 05/08/08, 02:55 am

Che!!!! no soy tan paha ehh!!!! jajajaja
KIWI!!! jajajaja me mori con ese nombre jajajaja


Última edición por blasfemia el 21/08/08, 02:31 pm, editado 1 vez

________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
*Roses are red, violets are blue... Fuck you, whore!*
avatar
blasfemia
Moderador

Femenino
Cantidad de envíos : 3377
Edad : 26
Localización : Buenos Aires
Fecha de inscripción : 26/03/2008

Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/xx_blasphemy_xx

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Melissa el 05/08/08, 11:59 am

Jajajajajajaj
Marii!!! Si te entiendo!! Solo que me hizo gracia que te hiciera gracia atormentarme! jejeje
Bueno...este Stu está mas para allá que para acá!!!
Que nene mas sadicoo!!
Que miedoo!!
Pero me da intriga!!
Continualo!!
avatar
Melissa
Hell´s Angel

Femenino
Cantidad de envíos : 1512
Edad : 30
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 24/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Anna el 06/08/08, 05:50 am

Wwooww!!!!
Mari es la primera vez ke leo algo tuyo, esta GENIAL!!!!
Es espeluznante, macabro y retorcido.... me encantaaaa!!!

Espero la continución!!!
Muak

________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Reinar vale la ambición aunque sea en el infierno: Mejor reinar en el infierno, que servir en el cielo.
avatar
Anna
Moderador

Femenino
Cantidad de envíos : 2570
Edad : 32
Localización : Granada
Fecha de inscripción : 26/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Plaztiika el 06/08/08, 05:17 pm

Olaa x)
OMG! Mari, escribes muy sexi xd
sigue la historia porfaa!... kedé muy metida!
está buenisima!
*.* [a veces me da miedo xd]
chaoo =)
avatar
Plaztiika
En la boca del lobo

Femenino
Cantidad de envíos : 230
Edad : 24
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 12/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Mari! el 20/08/08, 11:23 pm

Holaaa! Volví!! Perdón x la espera, es q la facu me tiene complicada, pero hoy me pude hacer un tiempito para escribir algo, no es mucho pero bue, es algo! Me salió medio a las apuradas pero sepan entender, mi cabeza no dá para tanto! Entre la facu, el novio, los amigos, la flia, Stu y las fotos de Jensen me voy a volver loca! Jajajaj!
Bue, gracias x leer gente! Espero que les siga gustando mi lado morboso! Jajajaj!
Besotes!!




CAPÍTULO 3:
“La última mirada”

Sería imposible para mí poder describir exactamente que pasó horas después, y mucho más difícil sería expresar lo que realmente sentí en ese momento.
Trataré entonces de contarles los hechos lo más objetivamente que me sea posible, esperando que ustedes puedan captar por sí solos todo lo que sentí y todos los pensamientos que pasaron por mi cabeza en el momento en que vi a mi madre tirada en el piso de la cocina, al pié de las escaleras, y, sobretodo, en los momentos posteriores a este hecho.


_____________________________________________________________

Un ruido sordo y seco me despertó. Me había quedado dormido frente a la tv, y lo primero que ví en cuanto abrí los ojos fueron los psicodélicos puntitos de la estática.
Permanecí unos segundos mirando la pantalla, todavía algo dormido, cuando caí en la cuenta de qué era lo que había producido ese ruido…

Me levanté de golpe, tirando al hacerlo la lata de gaseosa ya vacía, que había descansado entre mis muslos mientras dormía.
Corrí hacia la cocina y sentí un estremecimiento al descubrir que allí, en el piso de baldosas verde claro que tanto odiaba mi padre, se encontraba exactamente lo que había esperado ver…

Mi madre se encontraba en el suelo, las piernas abiertas, los brazos extendidos, y su cabeza hacia un lado, en un ángulo no del todo “natural”.
Una extraña sonrisa se dibujó en mi boca, mientras me acercaba despacio hacia el cuerpo de mi madre…
Al ver su rostro sentí un nuevo estremecimiento, éste inmensamente mayor al anterior. Los cabellos desordenados no me permitían ver demasiado, pero ahí estaban sus ojos, la mirada perdida, y un fino hilo de sangre naciendo desde la comisura de sus labios…

Me agaché junto a ella todavía sonriendo y corrí con la punta de mi dedo índice un mechón de cabello, mientras sentía algo parecido a lo que alguna vez había sentido en la habitación de Cindy.
Pero esta vez era distinto, esta vez era muchísimo mejor… Esta vez, el crédito era solo mío…

…Exactamente lo que había esperado ver…

Mi sonrisa se ensanchó aún más cuando descubrí un leve brillo en sus ojos. Todavía estaba viva, todavía estaba sintiendo el dolor…
Mi madre intentó hablar, pero solo pudo producir un gemido apenas audible. Continué despejando el cabello de su rostro, al tiempo en que comenzaba a silbar por lo bajo…
Ella me miraba ahora, suplicando con sus desorbitados ojos algo de ayuda. Yo solo sonreía mientras la miraba. Solo sonreía sin dejar de silbar…

__________________________________________________

¿Cuánto pasó desde que mi madre tuvo su desafortunado “accidente” hasta que escuché el auto de mi padre entrar al garaje?? No lo sé, jamás podría decirlo.
La verdad es que descubrí, aunque no en ese momento, claro, que en situaciones como esta el tiempo es algo totalmente efímero, que parece detenerse por completo para algunos, mientras que para otros parece pasar jodidamente rápido. Claro, esto depende del papel que te toque interpretar en la función. Para mi madre debe haber sido una tortuosa eternidad… Para mí… Demasiado poco…



Me paré de golpe, entendiendo lo que significaba que mi padre había llegado, aún cuando mi madre se encontraba con vida.
Imaginé a mi padre llamando a una ambulancia, a los paramédicos actuando con esmero y llevando a mi mamá al hospital mas cercano.
Imaginé a mi madre recuperándose, tiempo después, y contando lo que había pasado…

Nadie podía culparme por haber olvidado las canicas en los escalones más altos de la escalera. Después de todo, para todos, yo no era más que un niño estúpido, y los niños estúpidos suelen hacer esas cosas.
Pero estaba el pequeño detalle de que mi madre me había visto observarla…

Había visto mi sonrisa, había visto como silbaba alegremente… Ella no había podido decírmelo, pero pude notarlo en su mirada. En sus ojos exageradamente abiertos había algo más que solo el miedo, la preocupación y el aturdimiento por la caída. En sus ojos había horror…
Horror por haber descubierto que su pequeño hijo, de tan solo doce años, aquél al que tanto había resguardado de “las atrocidades del mundo”, disfrutaba tremendamente de verla morir lentamente, y con tanto dolor…

Imaginé, entonces, a mi madre hablando y me vi encerrado en un manicomio, dentro de un cuarto prácticamente hermético, con las paredes recubiertas de un blanco y mullido colchón. Me vi también, y esto fue lo q mas me afectó, enfrentando la acusadora mirada de mi padre…

Con un movimiento brusco de cabeza borré al instante estas imágenes de mi mente y comenzó a dibujarse en su lugar lo que sería la solución a ese problema.
Miré a mi alrededor, buscando desesperadamente algo que pueda servirme mientras escuchaba como mi padre cerraba de un fuerte golpe la puerta del garaje…

Miré a mi madre, que no dejaba de verme con ese gesto tan estúpido y patético, y comencé a tranquilizarme mientras volvía la sonrisa. Volví a agacharme junto a ella y después de apartar el cabello de su oído izquierdo le susurré suavemente…

-- Es una lástima pero voy a tener que terminar con esto…
La miré a los ojos y le sonreí…
-- No te preocupes, supongo que no te dolerá… Al menos no más de lo que ya te duele.

Escuché los pasos frente a la puerta de entrada y hacia allí miré, alcancé a oír el ruido de las llaves, en lo que imaginé sería el frustrado intento de mi padre por encontrar la correcta… Volví a mirar a mi madre, esta vez con solo un resabio de lo que había sido mi anterior sonrisa…

-- Otra vez borracho… No entiendo como el hijo de puta puede atravesar todo el maldito pueblo a mas de 90 y llegar a casa sano y salvo, para luego encontrarse totalmente perdido entre un manojo de llaves… Tal vez algún día termine estampado contra un árbol de la vieja avenida…

Elevé los hombros y volví a sonreir al notar que los ojos de mi madre se agrandaban aún más, si era eso posible…

-- Tampoco debes preocuparte por eso… Después de todo no vas a estar aquí para verlo!

Reprimí una carcajada al escuchar el ruido de la llave intentando encontrar su lugar en la cerradura. Tomé a mi madre por el rostro, una mano a cada lado de éste y la besé en la frente. Le dirigí una última mirada, antes de girar su cuello en un movimiento rápido… Y sumamente eficaz…


Continuará...

________________________________
"Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino es también la luna y el espejo, busco esa línea que hace temblar a un hombre en una galería de museo...

... Además te quiero, y hace tiempo y frío..." ( J.C )
avatar
Mari!
Administrador

Femenino
Cantidad de envíos : 4938
Edad : 31
Localización : Con "Lucy in the Sky with Diamonds"... Y a veces en BsAs...
Fecha de inscripción : 28/02/2008

Ver perfil de usuario http://www.nobody-say-it-was-easy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Melissa el 21/08/08, 10:20 am

Ay Mari...cada vez me das mas miedo...ofu con el niño!!!
Me gusta! Continualoo!! jejeje
avatar
Melissa
Hell´s Angel

Femenino
Cantidad de envíos : 1512
Edad : 30
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 24/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Plaztiika el 21/08/08, 07:35 pm

Guuuuuuau! pero qe niño jaajajjajaj
miedoo! está buenisima.. espero la continuacion..
avatar
Plaztiika
En la boca del lobo

Femenino
Cantidad de envíos : 230
Edad : 24
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 12/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Anna el 26/08/08, 11:52 am

Wwooww!!!
Es como un Dextercito!!! jajajaja
Me encantaaaaa!!!

Continua!!
Bss

________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Reinar vale la ambición aunque sea en el infierno: Mejor reinar en el infierno, que servir en el cielo.
avatar
Anna
Moderador

Femenino
Cantidad de envíos : 2570
Edad : 32
Localización : Granada
Fecha de inscripción : 26/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Mari! el 13/03/09, 03:53 pm

Awww lo leí de vuelta y me dieron ganas de seguir ^^

Voy a ver si me siento a escribir algo y recupero mi lado sádico jajajaja

________________________________
"Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino es también la luna y el espejo, busco esa línea que hace temblar a un hombre en una galería de museo...

... Además te quiero, y hace tiempo y frío..." ( J.C )
avatar
Mari!
Administrador

Femenino
Cantidad de envíos : 4938
Edad : 31
Localización : Con "Lucy in the Sky with Diamonds"... Y a veces en BsAs...
Fecha de inscripción : 28/02/2008

Ver perfil de usuario http://www.nobody-say-it-was-easy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por claus!!_w! el 14/03/09, 08:09 pm

ayyyyyyyyyyyy porque siempre me entero mil siglos despues de estoooooo

WOOOOWWWWWWWWWWWWWWWWWWW
jajjajajjaja sadicaaaaaaaaa jajjajjaa

ta buenisiiimoooo taradaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, ya pon la otra parteeeee y deja de poner continuaraaaaa te voy a pegar mucho ((iiii)) jajjaa

________________________________
................[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]...............
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
claus!!_w!
Moderador

Femenino
Cantidad de envíos : 1612
Edad : 28
Localización : mexico
Fecha de inscripción : 26/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El camino recorrido...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.