La red de la vida.(Si eres ecologista lee este cuento) No es SPN

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La red de la vida.(Si eres ecologista lee este cuento) No es SPN

Mensaje por sammynanci el 16/12/10, 11:38 pm

Hola!!! Sé que hace mucho que no aparezco por acá(por todos los topics del foro digo(en especial los de Sam ((awwww)) )pero he estado por demás ocupada con temas laborales y actualmente sigo con el tema de la mudanza de mi niño a su dormitorio nuevo(ayer terminó el pintor,xd ((Pd)) )Además no estaba muy bien de ánimo y tanto la temporada actual (esos 11 capítulos me han agotado triste.. )sumados a la desastrosa campaña de mi equipo me ha llevado al borde del colapso nervioso autista! Por suerte llegó el verano,las vacaciones y aunque sólo fui un par de veces al club(por este tema que les menciono)al menos me voy desestresando.
Y lo que pasó fue esto y por eso estoy acáVery Happyías atrás revisando cosas para tirar y hacer lugar mientras acomodaba los libros en bolsas para sacar la biblioteca de la futura pieza de mi nene encontré esta narración escrita por mi en mis hermosas épocas como activista del Grupo Ecologista Génesis creado en mi ciudad por mi profesora de Bellas Artes de la secundaria y al que llegamos a formar parte más de 40 jóvenes entre 18 y 24 años.Trabajamos intensamente y logramos muchas cosas para la ciudad como la ordenanza contra la poda indiscriminada del arbolado público,el control al maltrato de animales de carga,la ordenanza para la regulación y control de la exhibición de animales salvajes en circos(a nuestra ciudad no pueden entrar circos con animales gracias a esa ordenanza),la regulación y castigo en el comercio y tráfico de animales silvestres,la reglamentación para la revisión y multa de las fábricas contaminantes de nuestro río Paraná,la creación de una reserva ecológica en las islas y el cierre del antiguo y horrible zoológico de la ciudad,entre otras cosas.
Una de ellas ( y la que más me gustaba a mi) era hacer audiovisuales para llevar a las escuelas de Rosario y ciudades cercanas para crear conciencia ecológica a los hombres del mañana. También organizamos por 6 años consecutivos Congresos Ecologistas con charlas de profesionales, muestras de estudios y proyectos de distintas escuelas secundarias,muestras fotográficas y mucho más.
Lamentablemente la vida nos fue separando en otros caminos y el grupo se disolvió pero sin dudas fue una de las mejores épocas de mi vida.
Semejante prólogo que me mandé fue para publicar esta narración que encontré perdida en uno de mis cajones y que escribí para uno de los audiovisuales que llevamos a las escuelas.
Para compartir con ustedes y que este topic siga en funcionamiento (ya que terminé I´ll sleep y me parece que no se movió más y nadie publica nada,ni lee,ni nadaaaaaaaa triste.. triste.. Menos patriciamv3 a la que agradezco mucho. Seguramente mi amiga Cass va a leerlo ya que en este momento me está esperando en el chat que lo termine de publicar. Si alguien más lo lee desde ya MUCHAS GRACIAS!!!! Felíz
Espero que les guste y les aclaro que lo escribí hace casi 20 años,xd


La red de la vida

La selva. Frondosa vegetación plena de diversos matices verdes que se reflejan en mis ojos. Camino lentamente escuchando el rumor de mis pasos y el chirrido de miles de insectos. Sólo eso. Después de un largo rato pude escuchar el rápido escape de un pequeño animal pero nada más, fue sólo un momento en el que pude ver y oír el tenue movimiento de las hojas.

Un silencio extraño reina en la selva. Un silencio sólo interrumpido por el monótono chirrido de los insectos. Pero hubo un momento en que hasta ese chirriar se detuvo.

No lo entiendo…Me habían dicho que las selvas eran un vergel poblado de animales de las más diversas especies, rica en vidas y muertes, en luchas y supervivencias, en resumen, un lugar poblado de vida.
Pero ahora…ahora no lo entiendo…no veo nada a mi alrededor no escucho ni rugidos, ni bramidos, ni las pisadas apresuradas de pezuñas, ni gritos en los árboles, nada.
Hasta la frondosa arboleda es semejante a postes secos, sin vida, con hojas quietas y ramas fantasmas que cubren la luz del sol dejando escapar pequeñísimos rayos tenues que le dan a este lugar un aspecto más triste y sombrío.

Es muy extraña esta selva, caminar entre estos árboles, no sé porque me sobrecoge el alma. Creo que es el silencio y la soledad que me transmite el ambiente que me rodea.

Mi mente estaba divagando en estos pensamientos que ensombrecían mi corazón mientras iba caminando por un sendero repleto de ramas y hojas muertas, hasta que de repente, el estrecho camino por el que venía se abrió ante mi mirada revelando un claro que deslumbró mis ojos con el hermoso paisaje prístino que parecía el oasis de la alucinación de un peregrino perdido.
Una cristalina cascada derramaba su espumoso caudal en un transparente lago de color turquesa que brillaba reflejando los rayos dorados del sol.

Pero no fue ese lugar lo que casi me deja sin respiración…Era tan hermoso…Estaba parado justo al lado de la cascada, su figura imponente se destacaba, justo como el sol en cielo azul, frente al verde esmeralda de unos árboles frondosos que resultaban opacos ante su brillante color blanco.
Era el elefante más grande que había visto en mis viajes, sus orejas gigantes estaban extendidas pero quietas, como escuchando atentamente los menores sonidos de la selva.

Traté de retener el aire que había quedado atrapado en mis pulmones temiendo que se asustara o que se desvaneciera en el aire como sucede cuando soñamos, porque en ese momento parecía que estaba preso en ese universo mágico que sólo pertenece al mundo de los sueños.
Estaba tan quieto que parecía una enorme estatua de mármol creada por una civilización antigua ya desaparecida. Ni siquiera su larga trompa movía sino que la sostenía sobre su frente como queriendo percibir hasta el aroma más tenue.
No pude resistirme a la atracción tan grande que ejercía sobre mi esa imponente figura blanca y entonces me acerqué muy lentamente y cuando, con temor y cautela, apoyé mi mano en su poderosa pata, se movió, su musculosa trompa me alzó con suavidad y me colocó sobre su lomo para enseguida comenzar a caminar entre los árboles. Su andar era tan suave y liviano que parecíamos volar sobre las hojas del sendero, ni una rama me tocó, sólo las hojas me rozaban suavemente.
No sentía miedo, estar con él me daba una extraña sensación de paz y seguridad. Sólo la curiosidad mantenía constantes los latidos de mi corazón porque no sabía qué pasaría.

-¿Dónde vamos?-susurré desconcertado, sin esperar respuesta. Pero para mi sorpresa escuché una voz grave y profunda.

-Espera y lo verás.

Mi asombro no tuvo límites y hasta llegué a pensar que estaba delirando. Pero no, fue real, lo escuché y aunque intenté que volviera a hablar para satisfacer mi curiosidad, el elefante no dijo nada más. Continuó caminando sigilosamente por el sendero hasta que un inmenso árbol con un tronco de colosales dimensiones lo cubrió completamente.
El elefante blanco no disminuyó su marcha y, cuando parecía casi a punto de chocar con él, se desvió hacia un lado revelando ante mis ojos asombrados una larga galería de árboles muertos, talados o casi quemados que cambiaron completamente el paisaje por el que veníamos.
Parecía que un desastre había ocurrido allí y eso no fue nada comparado con el espectáculo sobrecogedor que rodeaba todo el desolado paisaje a nuestro alrededor.

No podía creer en lo que veía…Miles de cuernos y colmillos ya inútiles a sus dueños…Pieles bellísimas que ahora eran abrigos de otros...Cueros hermosos que se habían convertido en cintos, carteras y zapatos…Cabezas de animales de bella cornamenta o soberbia imponencia…Sombreros cubiertos de plumas multicolores…Grandes esqueletos de ballenas, delfines y orcas…Caparazones de tortugas de brillante carey…Pero lo peor de todo era que mi instrumento de reconocimiento no cesaba de indicar en su pantalla datos e información sobre aquellos animales y plantas en una lista que parecía no acabar.

-¡Esto es terrible!-exclamé sin poder contenerme-¿Cómo puede ser?

-Como ves-me respondió el elefante-es por esta razón que no encontraste ningún animal en las selvas o en los mares que visitaste. Ya no queda ninguno. Hemos desaparecido y éste es nuestro gran cementerio, al que yo custodio para que al menos podamos descansar en paz. Ya casi no queda nadie de nosotros, sólo algunos encerrados de por vida en zoológicos y laboratorios.

El dolor de esa idea atenazaba mi pecho con un dolor caliente, agudo y, aunque la tibieza de unas lágrimas amenazaba con derramarse por mis mejillas, respiré profundamente para tratar de preguntar algo que mi cerebro de científico pugnaba por dejar escapar. Pero, antes de que pudiera siquiera decir algo, la voz grave habló nuevamente y su profundo tono estremeció todo mi cuerpo y ya no pude contener las lágrimas.

-Fue muy tarde cuando reaccionaron y quisieron evitarlo. No se puede salvar en pocos años lo que tardó millones en evolucionar, crecer y perfeccionarse. Vidas con reglas, costumbres e historias propias fueron transformadas en objeto de mercadería y vendidas para satisfacer ambiciones inútiles y pasajeras-ningún dejo de odio se escuchó en su voz, sólo la profunda tristeza que a veces acompaña a la sabiduría-Pensaron que este mundo les pertenecía sólo a ellos, que podían descartarnos y que si desaparecíamos eso no los afectaría ¡Pero se equivocaron!-afirmó contundente- ¡Han roto un eslabón muy importante en la cadena de la vida y muy pronto comenzarán a sentir las consecuencias!

Yo había escuchado todo sin saber que decir, sintiéndome oprimido por la inmensidad y certeza de esas palabras y con el corazón sobrecogido por todo lo que veía. Quería decir algo, pero no sabía qué y, justo en el momento que abrí mi boca para tratar de hablar, el enorme paquidermo dio media vuelta y emprendió el camino de regreso hacia el sendero por el que habíamos llegado.
Cuando llegamos a ese lugar me tomó suavemente con su trompa y me dejó en el suelo con delicadeza.

-Aquí nos separamos-su voz profunda estremeció mi alma.
¡Tan imponente y majestuoso! ¡Abanicando sus enormes orejas y balanceando su trompa entre esos largos colmillos del más perfecto marfil era sin dudas el animal más hermoso que nunca había visto!-pensé admirándolo.

Pero era esa luz mágica brillando en sus ojos, la que sólo te otorga la sabiduría y la paz, la que me tenía hipnotizado, incapaz de pronunciar palabras o de moverme para reaccionar a lo que mis instrumentos me estaban invitando con su parpadeante pantalla llena de información para el deleite de mi mente científica.
Y justo por lo contrario no quería quitar mi vista de esa visión. Ese animal era mágico, un espíritu, un guardián o sólo un producto de mi imaginación. Nunca lo sabría. Lo que si sabía era que todo lo que había visto tenía un sentido. Y cuando escuché nuevamente su voz lo que me dijera ya formaba parte de mi nueva determinación-Ve ahora y dile a tu raza lo que viste, lo que has aprendido. Quizás ustedes puedan aprender de este error y puedan hacer algo para evitarlo-sin decir más dio media vuelta y desapareció en la maleza sin mover una brizna de pasto, tan suave y silencioso como había llegado.

-Lo intentaré. Lo prometo-murmuré al sonido del viento en las hojas y emprendí el camino de regreso.

…Y ahora estoy aquí sentado ante los mandos de mi nave y recuerdo todo esto que me ha pasado con un dejo de ensoñación y esperanza en mi mirada…
…Sintiendo crecer en mi la convicción de que no permitiré que pase lo mismo con la vida de mi planeta…
…No es demasiado tarde y quizás con el ejemplo de lo sucedido en ese mundo podamos comprender que es preciso cuidar el equilibrio entre las especies para así mantener unida la maravillosa e inexplicable red de la vida…

-Señor, nos estamos acercando a nuestro destino ¿Cambio el sistema de vuelo a manual?-interrumpió mis pensamientos la metálica voz de mi computadora de navegación.

-En un momento-respondí mientras me acercaba al gran ventanal de mi nave para contemplar el maravilloso espacio.

…Ahí estaba…Mi hogar…Destacándose en el negro infinito…Brillando como una esmeralda…Pletórico de vidas y muertes…Amores y odios…Maravillosa y desconcertante… Bautizada con un nombre que contradecía la inmensa cantidad de agua que le cubría…Mi casa: el planeta Tierra.
--------------------------------------------------------------------

Si alguien leyó La búsqueda(mi otro cuento)seguramente encontró la relación y parecido. Debo explicar entonces que fueron escritos en la misma época y por la misma razón. De ahí la concidencia. No digo más por si alguna no lo leyó y quiere hacerlo no le arruino el clima ((yyy))

Espero que lo hayan disfrutado!!! Esperaré ilusionada algunos comentarios!!! ((awwww))
Saludos a todas!!! (Prometo volver muy pronto!!! ((hero)) ) triste..


Última edición por sammynanci el 16/12/10, 11:57 pm, editado 3 veces (Razón : Quiero darle color al título y no puedooooo!!!!)
avatar
sammynanci
Hell´s Angel

Femenino
Cantidad de envíos : 822
Edad : 47
Localización : En el C.D.S con mis amigas del alma!!Siempre fiel a Sam!!
Fecha de inscripción : 28/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La red de la vida.(Si eres ecologista lee este cuento) No es SPN

Mensaje por cassandra_2010 el 16/12/10, 11:47 pm

Una sola palabra: apocalíptico!!!!!
Es maravilloso, las descripciones que has incluido son tan perfectas, tan amplias y tan vívidas que parece que estamos todos allí viendo la ruina y el desastre de ese pobre planeta.... Y pensar que podemos ser nosotros los que acabemos así , sin animales en un futuro no tan lejano. Por eso es que está bueno lo de crear conciencia ecológica en los más jóvenes, a ver si ellos mejoran o arreglan todo lo que nosotros y nuestros antepasados arruinamos por nuestra inconsciencia....
besos y te felicito por este hermosísimo cuento, sammynanci!!!!!
Nos leemos

PD: no publico más porque... toy nojada con todos los que leían mis fics: nadie más me comentó, sólo patriciavm que es un ángel Besos a todos..
avatar
cassandra_2010
En la puerta del infierno...

Femenino
Cantidad de envíos : 393
Edad : 47
Localización : con Sam y con Dean, dondequiera que vayan...
Fecha de inscripción : 03/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La red de la vida.(Si eres ecologista lee este cuento) No es SPN

Mensaje por patriciamv3 el 17/12/10, 10:40 pm

PD: no publico más porque... toy nojada con todos los que leían mis fics: nadie más me comentó, sólo patriciavm que es un ángel Besos a todos..
((awwww)) ¿yo un ángel? u.u gracias, pero solo me gusta leer sus relatos tanto de Sammynanci como de Cassandra, ambas escriben muy bien y siempre me hago el tiempo para poder leer los capítulos nuevos que públican Felíz

Ahora comento el cuento. Me encanto !!!! ...si mientras leia, veia el elefante blanco tomandote con la trompa para subirte a su lomo, debo decir entonces, que eras y sigues siendo muy talentosa para describir las cosas, los paisajes ..todo!!!
Tambien me dió un poco de penita pensar que la tierra no esta tan lejos de matar los ecosistemas de tanto animales y los chinos que cazan a las ballenas y uno no puede hacer nada para evitarlo ((eew)) .
Ya me enoje con el mundo!! .......estoy contando hasta 10 para que se me pase .............
Ya se me paso, las quiero mucho!!
avatar
patriciamv3
En la puerta del infierno...

Femenino
Cantidad de envíos : 392
Edad : 43
Localización : Santiago, Chile...pensando en Jensen!!
Fecha de inscripción : 31/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La red de la vida.(Si eres ecologista lee este cuento) No es SPN

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.